Promociones especiales

Taquilla metálica para vestuario 1 altura 2 huecos 25x50x180 cm

Taquilla metálica para vestuario 1 altura 2 huecos 25x50x180 cm Ampliar

Armario o taquilla metálica para vestuario con 1 altura y 2 huecos 25x50x180 cm cada, con: una balda, un colgador para la ropa y un toallero en la puerta.

Más caracteristicas

9992202

Añadir a mi lista de seguimiento

Disponibilidad: Fabricación sobre pedido, 4 semanas.

166,54 €

IVA incluído

Características de la taquilla metálica para vestuario de 1 altura 2 huecos 25x50x180 cm

Pensado, tanto para oficina, como para aquellas actividades industriales, o de otro tipo, en las que es necesaria la utilización de indumentaria específica susceptible de ser ensuciada y para añadir calidad y prestigio a tu zona de descanso.

Fabricado en chapa laminada en frío de primera calidad.
Acero ST42, espesor mínimo de 0,7 mm. en cuerpo y 1 mm. en las puertas.
Pliegues y bordes sin aristas cortantes.
Puertas con bisagras ocultas y reforzadas con una chapa en forma omega en el interior de la misma.
Respiraderos de ventilación en la parte superior e inferior.
Soporte para tarjeta de identificación.
Cerradura individual, con dos llaves.
Montaje en fábrica mediante soldadura por puntos en máquina automática, lo que confiere una gran robustez al armario en relación con los montados en el domicilio del cliente.
Pintura de serie: cuerpo color Gris RAL 7035, puertas Azul RAL 5015.
Proceso de pintado: tratamiento superficial, desengrasado, lavado, fosfatado amorfo, lavado, pasivado, presecado superficial, aplicación automática de pintura epoxy, secado al horno a 200 grados durante 20 minutos

DIMENSIONES armario/taquilla metálica para vestuario de:
Ancho total: 50 cm
Fondo: 50 cm
Alto: 180 cm

Pon un comentario

Taquilla metálica para vestuario 1 altura 2 huecos 25x50x180 cm

Taquilla metálica para vestuario 1 altura 2 huecos 25x50x180 cm

Armario o taquilla metálica para vestuario con 1 altura y 2 huecos 25x50x180 cm cada, con: una balda, un colgador para la ropa y un toallero en la puerta.

Pon un comentario