12 articulos para Estáticas reclinadas

Estáticas reclinadas

Descripción: Estáticas reclinadas

Las bicicletas estáticas reclinadas son máquinas de ejercicio cardiovascular para realizar excelentes entrenamientos en una posición muy cómoda. 
Este tipo de bicis de ejercicio muy populares en los gimnasios, pero también son excelentes para el hogar. 
La bicicleta reclinada permite pedalear en una posición cómoda y quitar el peso de sus caderas y espalda. Esto no significa que no vayas a realizar un gran entrenamiento. Podrás realizar un pedaleo intenso y desafiante, quemando calorías y tonificando piernas y glúteos.
Comprar una bicicleta estática reclinada es fácil, y aquí podrás encontrar los mejores precios y opciones. Además, evitarás tener que transportar la pesada caja desde la tienda hasta tu casa.

Las bicicletas estáticas reclinadas son bicicleta de ejercicio para interior que permiten sentarte recostado hacia atrás eliminando la carga en la parte superior de la espalda. Esto proporciona la capacidad de concentrar la intensidad del entrenamiento en las piernas de una manera realmente segura y cómoda. Esta es algo excepcional para personas con problemas en la parte superior o inferior de la espalda. La posición recostada elimina el peso de las partes del cuerpo que, de otro modo, puede ser una negativo o doloroso.
En comparación con otras máquinas de ejercicio, la bicicleta estática recostada tiene uno de los diseños más ergonómicos y de bajo impacto que puedas encontrar. En una bicicleta reclinada, estás evitando la inclinación den una bicicleta estática vertical o spinning, que pueden provocar dolor de espalda con el tiempo. No experimentarás impacto sobre las rodillas como en una cinta de correr. Tampoco se hace trabajar a las caderas como en una bicicleta elíptica. Es un sistema de pedaleo con la espalda relajada.

Una bicicleta reclinada es una bicicleta estática con un asiento, respaldo y sistema de pedaleo hacia delante, en lugar de pedalear hacia abajo, como en una bicicleta vertical. 
Se trata de una posición muy ergonómica y agradable para la espalda, y representa el gran atractivo de este tipo de bicicleta de ejercicio. La resistencia suele ser magnética como en el resto de bicis estáticas. 
El volante de inercia, al pedalear, rueda imitando la sensación de andar en una bicicleta de ruedas. A medida que pedaleas más rápido o más lento, trabajas toda la parte inferior del cuerpo, incluidas las pantorrillas, muslos y glúteos. Incluso hay un efecto abdominal, ya que mantiene los abdominales tensos para mantener la posición de las piernas. 
Las bicicletas estáticas reclinadas con entrenamientos programados varian la resistencia en función de la frecuencia cardíaca monitorizada o los diferentes programas.